viernes, septiembre 10, 2021
Home > Cine y Series > Crítica “10 minutos para morir”: Clichés al por mayor

Crítica “10 minutos para morir”: Clichés al por mayor

Por Juan Manuel Zazzali

Un intento más de thriller de acción y crimen al que nos tiene acostumbrados Bruce Willis en los últimos años es 10 minutos para morir. 
Un grupo de delincuentes irrumpe en un banco con el objetivo de sustraer de las cajas de seguridad un paquete secreto que les interesa a personas importantes del gobierno.

Desde el exterior, Bruce Willis comanda el operativo. Pero algo sale mal y se dispara una alarma que echa por tierra toda la planificación del plan. 
Rápidamente deben escapar con el paquete y, en un callejón, uno de los maleantes recibe un golpe que lo deja inconsciente durante 10 minutos. Cuando se despierta, descubre que ya no está en posesión del paquete y encuentra a su hermano (cómplice del atraco) muerto de un disparo. 

Esos diez minutos en los que no estuvo consciente resultan fundamentales para saber qué pasó. El film consta de una sucesión de escenas ya vistas innumerables veces en películas de robo y de acción y suspenso. 
El protagonista busca a todos sus cómplices y desconfía de todos, mientras Bruce Willis sospecha de él.

Los clichés de este tipo de películas abundan por doquier: excesivos diálogos de víctima y victimario que terminan otorgándole tiempo al primero para poder escapar, escenas que resultan tan obvias que se pueden adivinar y un guion muy pobre en materia de argumento.

El argumento es bastante frágil y monocorde, con la salvedad de algunas actuaciones aceptables, como la de Bruce Willis, aunque no participa en gran medida.

En época de vacas flacas, 10 minutos para morir nos vende clichés al por mayor que más que darle seriedad la transforma en una comedia.

Calificación: 5

Ficha técnica:
Título original: 10 Minutes Gone
Año: 2019
Duración: 89 min.
País: Estados Unidos
Dirección: Brian A. Miller
Guion: Jeff Jingle, Kelvin Mao
Reparto: Bruce Willis, Michael Chiklis, Meadow Williams, Kyle Schmi