lunes, diciembre 9, 2019
Home > Cine y Series > Joker: Una experiencia cinematográfica inquietante, perturbadora y difícil de asimilar.

Joker: Una experiencia cinematográfica inquietante, perturbadora y difícil de asimilar.

Por: Cristian Toranzo

Mucho se ha hablado y se seguirá hablando de Joker, la nueva película dirigida por Todd Phillips, quien ha dado un paso al costado de la comedia, para presentarnos un drama oscuro, inquietante y lleno de salvajismo.

Joker fue presentada el mes pasado en el Festival de Venecia, donde sorprendió a propios y extraños al llevarse el León de Oro, entregado nada menos que por Lucrecia Martel. A partir de ahí la película ha atravesado un sin fin de cuestionamientos e indicaciones de algunos que sostienen que el film incita a la violencia desmedida y romantiza situaciones que son muy cotidianas en la sociedad estadounidense, y que aquí, están llevadas al extremo. Como toda expresión artística, ya sea Joker en este caso, una pintura, o mismo, un videojuego, funcionan como medio para expresar y canalizar acciones que en la vida real no se nos permiten hacer. Caso: matar. De eso se trata el arte. De eso se trata la ficción.

Con Joker nos vamos a encontrar con una película muy, pero muy difícil de ver, que nos va a llevar al límite de la locura, hasta darnos cuenta que estamos frente a un espejo que refleja lo más oscuro e inquietante de nosotros mismos. Joker es toda una experiencia cinematográfica, que durante 2 horas nos va a hacer sentir la angustia y el cinismo de un ser despiadado como lo es Arthur Fleck, en una maravillosa interpretación de Joaquin Phoenix. Nos demuestra además que no hacen falta secuencias de acción y sangre en demasía para ser una película salvaje. La violencia está impresa en cada gesto, en cada plano.

Joaquin Phoenix demuestra en esta película que es uno de los grandes intérpretes de nuestra era, al que seguramente con facilismos muchos compararán su Guasón con el de Heath Ledger en The Dark Night (2008). Phoenix tiene la audacia suficiente para hacer algo diferente, no solo porque lo distinto está en la premisa del guion co escrito por Todd Phillips y Scott Silver, sino porque el actor de Gladiator (2000) lleva el personaje a un estadio superior de demencia, volviéndose por momentos insoportable y muy difícil de tolerar cada uno de sus brotes psicóticos.

La dirección de Todd Phillips es simplemente impecable, la paleta de colores nos mete en una Gotham City ochentosa que se vuelve cada vez más hostil. La puesta de cámara juega un rol preponderante no solo al destacar las expresiones de Arthur, sino también todo lo que ocurre a su alrededor. De esta forma homenajea con creces a las clásicas Taxi Driver (1976) y The King of Comedy (1983), ambas del maestro Martin Scorsese. Imposible no ver a Travis Bickle en la mirada de Arthur. La banda sonora elegida también es un punto altísimo ya que le da el toque de humor negro para hacer todo mucho más inquietante.

Joker es una de las mejores películas que ha entregado este 2019, un verdadero desafío a nuestra psiquis. Y si pensas volverla a ver, asimílala bien y lento la primera vez, porque el rostro mas sonriente puede ser muy perturbador.

Calificación: 9/10*

Título original: Joker
Año: 2019
País: EEUU
Dirección: Todd Phillips
Guion: Todd Phillips, Scott Silver
Elenco: Joaquin Phoenix, Robert De Niro, Frances Conroy, Zazie Beetz, Brett Cullen
Género: Thriller, Drama
Producción: DC Comics / DC Entertainment / Warner Bros. / Village Roadshow / Bron Studios / Creative Wealth Media Finance / 22 & Indiana Pictures. Distribuida por Warner Bros.
Premios: 2019: Festival de Venecia: León de Oro (Mejor película)

Cristian Toranzo
Periodista, Creativo Publicitario. CoConductor de Descontracturados. Hincha de River. Fundamentalista de Terminator 2. Lloró con la Ultima de Toy Story