martes, junio 25, 2019
Home > Entrevistas > German Tripel, entre el pasado intenso y un futuro “siempre joven”

German Tripel, entre el pasado intenso y un futuro “siempre joven”

german tripel

A Germán Tripel todos y todas lo conocimos por su paso por Mambru, la onda, su voz y su talento lo hacían destacar entre el grupo de muchachos que nos han pegado más de un tema en nuestra infancia. Luego de esa etapa musical siguió su carrera en la actuación, participando de varias obras. El lunes en el Teatro Picadero estrena “Forever Young” y sobre este proyecto nos cuenta sus impresiones y preparación.

Para Germán Tripel, Forever Young “es ya una especie de clásico en el teatro musical acá. Es un espectáculo que requiere de mucha destreza física porque somos gente que está rondando los 40 haciendo de gente de 90 años, cantamos canciones de todos los tiempos. Tenemos un pianista que toca en vivo. Es un espectáculo hermoso y sensible porque toca también el tema de la vida y la muerte, con estos viejitos que están viviendo sus últimos días”.

Mientras espera en algún momento hacer Escuela de Rock, estuvo haciendo cursos sobre musicales en Estados Unidos: “convivimos con otro tipo de mentalidad al trabajar”, nos cuenta. Además agrega: “Ellos se basan prácticamente en el espectáculo, no tratan de buscar gente famosa o con muchos seguidores sino al que mejor lo pueden hacer. Ellos crearon los musicales, entonces la empresa musical tiene un público para esos espectáculos, se mueve más plata, gente, se mueve de otra manera. No estoy criticando lo de acá, si lo que intentamos hacer acá, tratar de hacer la plata lo antes posible, de recuperarlo lo antes posible. Lo que más aprendimos es el profesionalismo con el que se toman todo. La necesidad de hacer bien algo sin tener que diversificar tanto. Acá estamos acostumbrados a hacer muchas cosas. Allá se dedican exclusivamente a algo y pueden hacerlo”.

En su paso por la Gran Manzana tocó en el bar Shelter , un lugar más que importante sobre todo para alguien de Argentina: “Son dos bares juntos, en el de adelante venden sushi y en el otro venden comida autóctona nuestra. Son unos rosarinos que se fueron a hacer este emprendimiento. De Brooklyn (NY) es uno de los bares más visitados. Nos encontramos con un público hermoso, había muchos argentinos, estadounidenses. Fue como haber estado un poco en Bariloche, tiene un parecido, es muy de hogar, la leña, el fuego, nos sentimos como en casa”.

Su etapa en Mambrú

“En todas las notas que hice siempre conté la verdad, la forma en la que me había pegado Mambrú. Siento que ya lo liberé. Me queda el resquemor de un proceso intenso y del que trato de lo que se acerque y tenga que ver con eso sea lo más sano posible. No es más que un alejamiento de un ex que no te bancas muchocontesta Germán Tripel cuando se le pregunta por el recuerdo que tiene de la banda y por cierta reticencia que tienen en general sus integrantes al recordar ese paso. Sobre esto último amplía: “Ya no me enojo tanto con eso. Si cuando siento que hay un bardeo implícito soy igual de mala onda. Por más que sea una figura conocida no tengo frenos para enfrentarte. Ya no siento eso, siento que cuando viene el bardeo con lo de Mambrú siento que esa persona se quedó en el tiempo y lo miro con cariño de hecho”.

Para finalizar terminó recordando algunas anécdotas, como cuando su hermana vendía pulseras autografiadas sin su conocimiento: “Lo más loco fue en la época de Mambrú con las fans que se colgaban en la ventana de nuestras habitaciones, golpeaban el vidrio que daba a la calle y había 3 pisos para abajo. Tener que subirnos muy desesperados al auto porque habían roto las vallas en un aeropuerto en paraguay porque querían vernos”.

Escuchá la nota completa en nuestro canal de Ivoox (recordá anular el ad block) o en RadioCut.

Luis Pelaez
Periodista, estudiante de sociología, CM y diseñador web. Fanático de Green Lantern, prefiero Dc sobre Marvel. Hincha de Vélez, casi juego con Del Potro @fortinducto
https://elpastoesparalasvacas.wordpress.com/