viernes, abril 26, 2019
Home > Entrevistas > Micaela Cannataro: “A Ninguna Le Regalaron Una Pelota Para Navidad, La Tuvieron Que Buscar”

Micaela Cannataro: “A Ninguna Le Regalaron Una Pelota Para Navidad, La Tuvieron Que Buscar”

El viernes 8 de marzo, el día internacional de la mujer, se presentó el tercer número de “Pelota de Papel”, un libro que reúne cuentos escritos por futbolistas y otras personas ligadas al deporte. Hablamos con la periodista Micaela Cannataro quien escribió un prólogo en este libro y estuvo también en su edición. Nos cuenta sobre el proceso de escritura, la edición del libro, por qué el fútbol femenino no tiene que ser igual al masculino, el lugar de las disidencias y el lado solidario de este colectivo.

En este libro participaron jugadoras de equipos locales, de la selección nacional, de España, Uruguay, Brasil, Costa Rica, Ecuador y Portugal que acercaron 29 historias, presentadas por periodistas, escritoras, artistas e ilustradoras. El prólogo general de Pelota de papel 3 lo escribió Claudia Piñeiro.

Sobre lo que nos vamos a encontrar en estas páginas, Micaela Cannataro nos cuenta: “van a encontrar amor por el fútbol que es una de característica de los tres libros de Pelotas de Papel. Aunque sean historias diferentes se entrecruzan en ese amor por este deporte. Si bien todas cuentan cómo tuvieron que bancarse malos momentos para jugar al fútbol, el hilo conductor es la pasión y el amor por lo que hacen. Son historias increíbles, una más linda que la otra”.

La propuesta a las jugadoras para que escriban en este libro se basó en las ganas que tenían ellas para hacerlo: Les preguntamos si tenían ganas de escribir, luego podían hacerlo de lo que quisieran, de sus vidas, de otras o cuentos inventados, de ficción. La mayoría son historias reales. Por supuesto que algunos tienen cosas más de ficción para decorar, pero queda en cada una. Es lo lindo de leer un cuento, no saber qué parte es verídica por completo, qué parte es más de fantasía, queda a gusto del lector o lectora”. Además agrega: “Algunas ya venían trabajando en Pelota de papel y acercaron a otras colegas. Pelota de papel es una red enorme, un colectivo, que nos vamos conociendo y a partir de eso fueron llegando recomendaciones, tejiendo una red que terminó llegando a otras partes del mundo”

Luego del anuncio de la intención de la AFA de profesionalizar el fútbol femenino (gracias a una enorme lucha de sus protagonistas desde hace años y refrescada en el último tiempo por la jugadora Macarena Sanchez), comenta las diferencias que hay entre quienes practican este deporte en este lado del mundo y las que lo hacen en Europa: “Allá las chicas pueden dedicarse sólo a jugar al fútbol, acá se está peleando por el fútbol femenino profesional. Hay una diferencia en cuanto a las historias de superación, acá las chicas tienen que trabajar, trabajan 9 horas y después se van a entrenar. Todas igual reflejan ese amor por el fútbol, que al principio era uno no correspondido. Muchas cuentan cómo le arrancaban la cabeza a las muñecas para jugar al fútbol. Se repite eso en diferentes chicas de diferentes partes del mundo. A la mayoría le pasó eso. Culturalmente las mujeres no jugamos al fútbol. Ellas lo plasman en los cuentos, cómo fue pelear contra eso, como manifestaron querer una pelota, a ninguna le regalaron una para navidad o su cumpleaños, la tuvieron que buscar”.

La publicación de este libro se inserta en medio de la lucha de las mujeres por conseguir derechos que hoy sólo gozan los hombres y en donde el fútbol femenino es una trinchera más en ese mapa: “Se dio naturalmente que el libro sea todo de mujeres, no es casual que en este momento salga un Pelota de Papel hecho enteramente por mujeres. Hay todo un movimiento feminista en Argentina y en América Latina. Pelota de papel es un colectivo que siempre se encargó de combatir prejuicios y este libro hecho por mujeres trata de eso, somos un grupo de gente que se preocupa por el entorno. Hay todo un movimiento que se hace oír y que no podes evitar verlo, aunque algunos lo intentan y pareciera no querer escucharlo. Es muy difícil no ver lo que esta logrando el movimiento de mujeres y las peleas que están dando.”

Ante el próximo anuncio de la AFA y la confirmación de la profesionalización del fútbol, Micaela comenta: “La AFA va a anunciar la profesionalización, hay que ver de qué más va a estar acompañado. No sólo alcanza con pagar el sueldo, hay que hacer un cambio estructural, las jugadoras no hacen aportes, no tienen cobertura médica, no hay un trabajo en inferiores ni escuelitas de futbol femenino, hay chicas que tienen que pagar una ambulancia para organizar partidos, hay que pensar a futuro, en las más chiquitas que no tienen dónde jugar”.
Este logro no llegó solo, sino que se debe a una larga lucha de sus protagonistas: No se puede desconocer la lucha de un montón de mujeres, empezando por las pioneras y la que con Maca Sanchez volvió a revivir. Es un grito que se volvió a dar y que obligó que mucha gente que no estaba prestando atención a las pibas que no podían gritar tan alto por lo que podían pasar en sus clubes, escucharan este reclamo. Es merecidisimo y está buenisimo que esté pasando”.

Siguiendo con Maca Sanchez, aclara cuál es su situación actual: “Hay que ver con la profesionalización si va a haber un cambio de estatuto, habrá que ver si Maca pueda incorporarse a un club o que tenga que esperar a que termine la temporada. Como amiga de ella se que quiere jugar y espero que sea pronto.”

En el comunicado en donde Macarena Sanchez demandó a su club, la UAI Urquiza, a que la reconociera como jugadora profesional remarcó que el fútbol debería ser feminista, disidente y profesional. Sobre este nos cuenta cuál es el lugar de las disidencias en el fútbol: “Ninguna. Si hablamos de fútbol en general, no se si tanto en el femenino, pero en general no hay mucho lugar para las disidencias, sobre todo en el masculino. En el fútbol masculino es nulo. El planteo de fútbol feminista, disidente y profesional responde a la idea es que el fútbol femenino no se termine convirtiendo en lo que es hoy el fútbol masculino, en un ámbito donde no hay lugar para el que piense diferente, para el que vive o siente diferente y se manifiesta. En un ámbito sumamente discriminatorio, desigual. Desde el fútbol femenino la idea es bajar otro mensaje. El fútbol es un derecho, las chicas quieren jugar y disfrutar. La cosa va por ahí, que puedan disfrutar todes”.

Para finalizar, Micaela Cannataro detalla el trabajo que realizan “La Nuestra fútbol femenino” con Mónica Santino al frente del equipo de la villa 31 a donde irán a parar las regalías de este libro: “Pelota es un libro solidario, las regalías por derecho a autor se donan, en esta edición va para “La nuestra fútbol femenino”. Tiene epicentro en la villa 31 con Moni Santino a la cabeza. Las chicas arrancaron jugando en la villa, no les daban la cancha para jugar, ellas tuvieron que ganarsela porque esta era para los varones. Esto fue un mensaje para las chicas para lo que tenían o creían que debían hacer con sus cuerpos, con sus vidas, tener hijos, quedarse en la casa mientras los varones podían gozar de la cancha y la libertad de sus cuerpos. Las chicas se reunieron con Moni como dt, empezaron a jugar, a disfrutar, se ganaron la cancha, tienen su días para entrenar y principalmente ganaron empoderamiento de sus cuerpos, sus vidas. Es muy bueno el trabajo que hacen, Mónica además es una referenta para todas nosotras, por lo futbolístico, por lo social”.

Escuchá la nota completa en nuestro canal de Ivoox o en RadioCut

Luis Pelaez
Periodista, estudiante de sociología, CM y diseñador web. Fanático de Green Lantern, prefiero Dc sobre Marvel. Hincha de Vélez, casi juego con Del Potro @fortinducto
https://elpastoesparalasvacas.wordpress.com/