martes, julio 23, 2019
Home > Cine y Series > Titans y sus espejos. Crítica de la serie

Titans y sus espejos. Crítica de la serie

titanes netflix

Titans llegó a Netflix luego de haber terminado su emisión por el canal exclusivo de Streaming de DC llamado Dc Universe. Esta es la primera serie de esta franquicia que se emite por esta nueva plataforma e intenta mostrar de una manera distinta al conocido “Arrowverso” (Arrow, The Flash, Legends, Supergirl) una historia orientada a un público más adulto desde la trama, producción y violencia.

En 11 capítulos, Titans hace un gran esfuerzo en mostrar una identidad propia, en algunos lo logra, en otros parece haberse equivocado de serie pero en líneas generales deja afianzadas las bases en cuanto a ambiente, tono y estilo de lo que nos vamos a encontrar, esperemos, en su segunda temporada.

¿De qué trata la historia? Basada en el cómic The New Teen Titans (Los Jóvenes Titanes), de Marv Wolfman y George Pérez y desarrollada por Akiva Goldsman, Geoff Johns y Greg Berlanti, Titans arranca presentando a Dick Grayson (Brenton Thwaites), quien se encuentra trabajando como detective de la policía de Detroit. Alejado de Batman y de su traje se dedica a resolver casos gracias al aprendizaje y la tecnología que heredó de su anterior experiencia. En el camino se encuentra con Rachel (Teagan Croft), quien se escapa luego de haber presenciado el asesinato de su madre y luego de cargarse a quien la estaba persiguiendo. Con el correr de los primeros capítulos se va presentando el resto del equipo, la siguiente en aparecer es Kory (Anna Diop) una mujer con poderes similares al fuego que obtiene al canalizar la energía y luz del sol. Este personaje perdió la memoria en un accidente, pero que por algún motivo siente que tiene que buscar a Rachel. Finalmente el equipo se completa con Gar (Ryan Potter) quien puede convertirse en un tigre verde, algo que elige hacer para proteger a la oscura joven que no encuentra su rumbo. Otros personajes van apareciendo durante los primeros capítulos, a veces sin tener un rol importante, otros para aportar claridad en algún hecho en particular (Wonder Girl, Halcón y Paloma) o simplemente para dejar armada la base para su serie propia, como los Doom Patrol que estrenarán su primera temporada este año y que en esta historia son presentados como la familia de Gar, de la cual se va para formar parte de los Titans.

El conflicto de la historia se reúne en torno a Rachel y sus poderes, la potencialidad de estos y a su vez el peligro de los mismos, por las consecuencias que puede tener por influencias malignas. Mientras se desarrolla esta trama van surgiendo las problemáticas de cada personaje, sus historias, sus miedos, sus dudas, sus fantasmas y sobre todo sus espejos y recuerdos, algo que complementa la falta de peso de los antagonistas principales.

Ver también: Especial orígenes de los Superheroes

Yendo al análisis de la serie, DC buscó con esta historia introducir un universo más que interesante con personajes que no tienen tanta popularidad como los miembros más conocidos de la Liga de la Justicia pero que también eso le aporta más elementos para explorar. Con alguna influencia de las series de Marvel como Daredevil, desde la mayor presencia de sangre y de debilidades físicas en los personajes, como así también desde un estilo realista y urbano, Titans intentó encontrar en sus 11 capítulos una identidad propia. Las coreografías, las escenas de acción y los conflictos personales se destacan en esa búsqueda, aunque la nutrida y diversa presencia de personajes por momentos se alejó de lo que quiso construir, presentando capítulos que rompieron con el estilo, color y ritmo que terminó afectando la unidad de la serie.

Entre otros puntos altos estuvieron los cuestionamientos a los métodos de Batman, el enfrentamiento entre Robin y con los distintos personajes y el episodio final, donde se observan las potencialidades que tiene esta serie, con un presupuesto acorde a la trama y lo que quieren mostrar. Por último, relacionado también con el presupuesto y y pasando a los puntos flojos de la serie, quedan algunos trajes y efectos, como el del Chico Bestia y Starfire, con atuendos y apariencias más de cosplayers que de personajes de cómics.

Los Espejos

Los Espejos y reflejos fueron un leitmotiv o indicador de los ritmos sobre los cuales pareció haberse estructurado esta historia. Cada personaje parece verse en sí mismo y en el otro continuamente a lo largo de los 11 capítulos. Por empezar, Dick ve en su primer acercamiento con Rachel un reflejo de lo que le pasó a él cuando conoció a Bruce Wayne, quien a su vez también sintió cierta identificación con lo que le pasó a él con sus padres en el famoso callejón de la muerte. Los dos (o tres si colamos a Bruce) sufrieron la muerte de sus padres y la primera contención que tuvieron fue la de un detective. Asustado con ese paralelismo Dick toma con pinzas esta situación y busca desprenderse de ella cuanto antes, intentando alejarse de cualquier similitud con su historia con su ex compañero. Estos espejos también están presentes en la vida de Rachel, aunque en este caso de forma física ya que en los mismos ve la imagen de su oscuridad que continuamente la atormenta. El clima de suspenso y casi de terror en algunos momentos suelen estar vinculados a este recurso, con apariciones, señales, proyecciones en esos objetos que en algún punto lo hace predecible. En una serie cargada de simbolismos, el espejo y los reflejos inician o complementan mensajes que aparecen en reiteradas oportunidades a distintos personajes, aludiendo a pasados, a análisis de momentos personales,  mostrando heridas o cambios, o reflejando oscuridades de las que se quieren alejar, o no, entre otras referencias.

dwam rachel

Por último, y siguiendo el enfoque desde este objeto, quien parece también estar mirándose y sobre todo mirando su oscuridad es la propia DC. Con esta historia, DC Universe se introduce en la competencia del entretenimiento con una serie que toma como columna vertebral la oscuridad, la violencia y se mueve buscando su propia identidad (a veces dialogando con las series de Marvel como Daredevil) y estilo, tomando algunas gotas de humor y color, pero también discutiendo con viejos métodos, intentando separarse de las historias clásicas aunque las mismas hayan estado presentes, casi supervisando desde las sombras este proyecto.

Titans nos deja algo más que una historia de superheroes y Dc Universe llena de símbolismos más que de referencias comiqueras un proyecto que tiene un potencial enorme si es acompañada de un mayor presupuesto en la producción, con personajes que tienen una gran sintonía trabajando juntos y que en sus distintos formatos tuvieron una gran recepción en sus públicos.

Valoración: 8 puntos.

Luis Pelaez
Periodista, estudiante de sociología, CM y diseñador web. Fanático de Green Lantern, prefiero Dc sobre Marvel. Hincha de Vélez, casi juego con Del Potro @fortinducto
https://elpastoesparalasvacas.wordpress.com/