sábado, diciembre 15, 2018
Home > Cine y Series > First Man: Un drama que no llega a despegar

First Man: Un drama que no llega a despegar

En 2019 se van a cumplir 50 años de la llegada del hombre a la luna. Una de las hazañas mas grandes de la historia que aún hoy sigue siendo discutida y puesta en duda su veracidad.

Damien Chazelle (Whiplash, 2014 – La La Land, 2016) presenta El Primer Hombre en la Luna (First Man, 2018), un drama basado en el libro homónimo, que narra los años previos a la epopeya de la NASA, la agencia de Estados Unidos en su carrera espacial contra los soviéticos. Ryan Gosling, quien vuelve a trabajar bajo la dirección de Chazelle, interpreta a Neil Armstrong, en una correcta actuación de un personaje obsesivo y pragmático lleno de dramas internos por una dolorosa perdida, que nunca llegan a explotar.

Damien Chazelle vuelve a mostrar su versatilidad como director combinando un drama con la aventura espacial mas importante de la historia, pero con una mirada solemne, un ritmo muy lento y un guion pesado que hacen densa la trama y no llegan a enganchar como sus anteriores films.

El climax de la película, desde el lanzamiento del cohete hasta la llegada del Apolo 11 a la luna, sin llegar a ser lo épico que esperaba, tiene un tratamiento visual muy logrado y la insonoridad en el espacio exterior – tan bien trabajado por Cuarón en Gravity – son los puntos altos de un film muy rico desde lo técnico, flojo en lo narrativo, con actuaciones aceptables y que, dado el argumento, en lineas generales pudo haber entregado mucho mas.

Calificación: 5/10

Título original: First Man

Año: 2018

Duración: 141 min.

País: Estados Unidos

Dirección: Damien Chazelle

Guion: Nicole Perlman, Josh Singer (Libro: James R. Hansen)

Música: Justin Hurwitz

Fotografía: Linus Sandgren

Reparto: Ryan Gosling, Jason Clarke, Claire Foy, Kyle Chandler, Corey Stoll, Patrick Fugit

Productora: Universal Pictures / DreamWorks SKG / Temple Hill Entertainment / Perfect World Pictures

 

Cristian Toranzo
Periodista, Creativo Publicitario. CoConductor de Descontracturados. Hincha de River. Fundamentalista de Terminator 2. Lloró con la Ultima de Toy Story