lunes, enero 21, 2019
Home > Elefante en la habitación > Elefante En La Habitación (EH!) – Lugares Malditos

Elefante En La Habitación (EH!) – Lugares Malditos

En esta edición de Elefante En la Habitación (EH!), las cosas que están pero no se ven, Javi nos trajo un informe sobre lugares malditos.

Vamos a conocer casos a causa de la mano del hombre como el distrito de Jharia, al nordeste de India, que literalmente sale fuego del suelo.
Es uno de los mayores y más ricos yacimientos de carbón del mundo, en 1916 se produjo un incendio en la mina y desde entonces no ha dejado de arder. Al ser material combustible el fuego se propagó al interior de la tierra, calculan que podría estar activo por lo menos 3600 años más. La gente nace y se cría en llamas, en un lugar inhóspito que escupe humo tóxico.
El suelo se calienta a 50°, para cocinar sólo es necesario apoyar una olla en el piso.

La oscura historia de la isla de Poveglia, también llamada “la isla sin retorno”, ubicada al norte de Italia, que sin tener gran oleaje, llegan a sus orillas restos humanos carbonizados.
En la época romana se utilizó para aislar víctimas de de la peste, para que no contagien al resto de la población.
Luego en el siglo XIV, sufrieron la peste bubónica, había tantos cadáveres que la iglesia decide trasladar todos allí para incinerarlos en fosas.
Más tarde invadió la peste negra que aniquiló 1/3 de la población europea, se utilizó con los mismos fines.
Cabe destacar que en todas estas pestes no sólo quemaban cadáveres, sino también a hombres, mujeres y niños que empezaban a sufrir los síntomas.
En 1922 pusieron un hospital psiquiátrico y los enfermos decían que veían espíritus y oían ruidos extraños (claramente no se los tomó con mucha seriedad) y el copado del director realizaba lobotomías a lo pavote como “método de curación”. Cuando el personal del hospital comenzó a sufrir estas sensaciones paranormales, decidió cerrarse luego de que el simpático director mencionado arriba se suicidó.
Pese a éste hermoso historial, en 1960, una familia no tuvo mejor idea que comprar la isla y hacer su quintita para las vacaciones. Imaginarán que no duraron mucho, terminaron bastante traumados por las apariciones, ruidos, y abandonaron la isla luego de un misterioso desgarro en la cara de uno de los hijos de la familia (14 puntos de sutura)

Y por último, vamos a pasear por el conocido bosque de Aokigahara (bosque de los suicidios), ubicado al noroeste de Japón.
Situado a los pies del monte Fuji, tiene 3.000 hectáreas, escasos caminos, muy poca luz por la densa vegetación, y tiene el peculiar detalle que las brújulas se vuelven locas, los gps no responden y no hay señal en los celulares.
Se debe a que en esa zona hay enormes yacimientos de hierro.
Cientos de personas de todas las edades van cada año a este tétrico sitio a suicidarse.
Hay carteles en la entrada para disuadir y prevenir, para que la gente no entre. Incluso hay patrullas vigilantes para interceptar a los suicidas y tratar de convencerlos de no quitarse la vida.
En la antigüedad (seguimos con las copadas tradiciones!) las familias dejaban a los ancianos y niños pequeños que no podían mantener. Se volvió un lugar siniestro, lleno de espíritus errantes. El método favorito de los suicidas es el ahorcamiento, la gente que se anima a pegarse una vuelta se encuentra con restos de sogas, cuerdas en forma de horca y muchas veces huesos y pertenencias.

Como siempre digo, servite algo para tomar, porque una buena historia va acompañada de un buen trago.
Elefante en la Habitación, las cosas que están pero no se ven.

Escucha la columna completa!

Javier Montiel
Periodista! Conductor y productor de @DesconOk, Sábados de 16 a 18 hs por @RadioArroba. Hincha de Huracán, amante de la música, el teatro y la gente pelirroja
https://www.linkedin.com/in/francisco-javier-montiel-1b073957/