Miércoles, agosto 22, 2018
Home > Historias Negras > Historias Negras – Canibalismo

Historias Negras – Canibalismo

Seba nos trajo su sección de Historias Negras y en esta oportunidad nos habló de canibalismo. Conocimos la increible historia de Armin Meiwes, el canibal de Rottemburgo. Y tambien la historia de Luka Magnotta, conocido como el canibal de Montreal.

El canibal de Rottemburgo

Corria el año 2001 y Armin Meiwes empezó a frecuentar los blogs y chats en internet con un único objetivo: buscaba hombres para comérselos. Bern Brandes residía en Berlín y tras sentirse atraído por la fantasía de ser comido se trasladó al domicilio de Armin para conocerlo. Brandes disfrutaba con el dolor y durante su encuentro con Armin le pidió a este que le cortase el pene. Meiwes cortó el pene en dos trozos y los cocinó para ambos.

Posteriormente el canníbal asesinó a su víctima en la mesa de descuartizar y lo grabó todo en cámara de vídeo. Descuartizó el cuerpo y conservó la carne en el congelador. Durante aproximadamente un mes se alimentó del cuerpo de Brandes.

El canibal de Montreal

El caso es uno de los más sórdidos que se recuerdan en Canadá. Luka Magnotta, actor porno de 29 años, fue detenido a principios de julio de 2012 en Berlín, bajo la acusación de matar y descuartizar al estudiante chino Jun Lin. La historia se conoció unos meses antes, cuando la policía informó de que estaba buscando al joven, que también era sospechoso de haber enviado un pie a la oficina del Partido Conservador de Ottawa.

El crimen dejó boquiabierto a Canadá después de que distintas partes de un cuerpo humano se encontraran en la basura de un apartamento de Montreal y que otras partes fueran enviadas por correo a partidos políticos en Ottawa y a colegios en Vancouver. Los paquetes contenían manos y pies envueltos en papel rosa junto a notas y poemas.

Escucha la columna completa

Cristian Toranzo
Periodista, Creativo Publicitario. CoConductor de Descontracturados. Hincha de River. Fundamentalista de Terminator 2. Lloró con la Ultima de Toy Story