Martes, diciembre 12, 2017
Home > Entrevistas > Juan Sklar: “Si haces lo que dicen las publicidades de seguir tu deseo terminás solo, pobre y hecho mierda”

Juan Sklar: “Si haces lo que dicen las publicidades de seguir tu deseo terminás solo, pobre y hecho mierda”

Juan Sklar Orsai Suller

Interrumpimos por unos minutos su compra para arreglar cosas en su casa y entrevistamos a Juan Sklar, un joven escritor quien es además docente, guionista, poeta y columnista en Maldición en Vorterix.

Actualmente se encuentra terminando de corregir su próxima novela, mientras alterna lecturas de ensayos y crónicas. Nos cuenta que se suscribió a la revista The New Yorker: “Sale más barato que comprar la revista VIVA, es increible. Puedo leer estas crónicas sin que pueda invadir el proceso de escritura“. Al momento de saber si afecta en algo su producción leer otras novelas o crónicas, comenta: “Depende en qué momento estoy, pero me dejo contaminar leyendo. Justo ahora estoy terminando de corregir y no puedo leer nada que se parezca mucho a lo mio porque te dan ganas de borrar todo, de decir es una mierda mi novela, quiero escribir todo como él, como otra persona. Así que estoy leyendo cosas de periodismo en inglés, como mi novela no tiene nada que ver con perfiles de un dictador norcoreano lo puedo leer”. 

Su próxima novela se llamará “Nunca llegamos a la india”. es una continuación de su novela anterior “Los catorce cuadernos”. Juan nos adelante sobre qué trata: “Es un ex guionista que se va de viaje a la India, pero no le gusta, odia a todos los hippies que flashean con espiritualidad, pero ya está allá y se la tiene que bancar”. Al momento de saber cuánto de ese personaje hay en él nos cuenta: “Es un conflicto que tengo, no tengo tantos problemas como mi narrador pero es un conflicto, me gustaría creer en Dios y pertenecer a una iglesia y evidentemente no puedo por razones muy obvias. Es muy difícil creer que algo de lo que te dicen es verdad. Lo que viene a reemplazar eso es el New Age, el tarot, el reiki, la astrología. En algún momento me acerqué, tiro el tarot todavía, pero hay cosas que si uno es honesto consigo mismo se dice esto es cualquiera”. 

Juan Sklar es conocido por sus textos “eróticos” o, mejor dicho, por sus relatos sobre sexo. Cuando le preguntamos sobre por qué decide escribir sobre eso nos cuenta “soy un pajero, pienso todo el tiempo en eso y escribo lo que me gusta”. En cuanto a este tipo de literatura se suele dividir la romántica y la erótica, él no concibe escribir sobre amor sin escribir sobre sexo. considera que esa división “Está relacionado a la pacatería, sobre que las historias de amor no están vinculadas con el sexo, como si alguien tuviera una pareja con la que no coge. No creo que haya amor sin sexo, tampoco sexo sin algún tipo de amor, algún tipo de energía que te una. Cualquier cosa implica a la otra”.

“Silvia te levanta”

Yendo a tu crónica sobre la autobiografía de Silvia Suller ¿Qué fue lo primero que pasó cuando la conociste?

Lo primero que me dijo fue que no me enamore de ella. Es electrizante Silvia, es alguien que afecta, te levanta. Me sorprendió que no fuera tan zarpada como uno se hubiera imaginado, fue una mujer zarpada pero hace 20 años. Nunca tomó cocaina ni tuvo sexo anal, yo le creo. Ella tiene otras adicciones, le gusta tomar, la plata, los hombres. Uno asocia a Silvia con cierto descontrol, y mientras la idea de descontrol cambia uno espera que haya hecho esas cosas, pero no las hizo. Es más recatada de lo que uno cree.

Lee también: Entrevista a Casciari: “En junio vuelve la revista Orsai”

¿Qué buscaba ella con el libro y cuál fue el título que te hubiera gustado ponerle?

Ella quería una novela que muestre su lado luminoso, que la levante. Pero si es sólo luz pierde potencia, ella es lo que es además por sus contradicciones, su lado oscuro, que la hace tan interesante. Yo propuse “Por la boca”, porque venía de un poema de Osvaldo Vigna que dice “Yo soy el pez el que por la boca muere, pero también el que nada contra la corriente”. Hacía un juego también con lo sexual. Ella quería que fuera “Yo, la mejor de todas” o “Ave Fenix”. Lo loco de Silvia es que todo el mundo tiene una imagen que no condice con la realidad, todos se inventan un retrato de uno mismo para dormir tranquilo, pero en Silvia son tan disimiles que explota en la cara de todos. Es muy atractivo ver a alguien que tiene un relato de si mismo y su esencia sean tan diferentes.

¿Por qué decidiste exponerte tanto o más que ella en la crónica?

Yo tengo que ser la persona más expuesta, no puedo exponer más al otro que a mi mismo, cómo podría incendiar a los demás si no me incendio yo. Sino me transformo en Jorge Rial.

¿Qué te dejó el encuentro con ella, qué te cambió o te hizo conocer en vos?

Que no me interese tanto la fama o el reconocimiento, como que va al medio de la nada si no va acompañado del amor y un trabajo que satisfaga, si va para la hinchada terminas muy mal. Ella terminó sola, no sólo porque hizo mal las cosas, sino porque en algún sentido hizo todo demasiado bien, fue hasta las últimas consecuencias con el mandato del deseo, hizo lo que quiso, gastó todo lo que se gastó, cogió con quien se le dio la gana. Si haces eso que dicen las publicidades todo el tiempo de seguir tu deseo terminás solo, pobre y hecho mierda.

Al finalizar la entrevista nos dejó algunos títulos más, sobre cómo encarar la difusión del trabajo del escritor aprovechando las redes sociales nos dice: No me parece que las redes sociales sea el mejor lugar para promocionar literatura, o el único por lo menos” y por último nos adelanta su próximo texto en el segundo número de Orsai: “Se llama ‘Déjame entrar’, trata sobre sexo con una embarazada”

Escuchá la entrevista completa con el resto de las preguntas en nuestro canal de Ivoox. Te esperamos el próximo sábado desde las 16hs por Radio Arroba para pasar otra tarde Descontracturados.

Luis Pelaez

Periodista, estudiante de sociología, CM y diseñador web.
Fanático de Green Lantern, prefiero Dc sobre Marvel.
Hincha de Vélez, casi juego con Del Potro
@fortinducto

https://elpastoesparalasvacas.wordpress.com/

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *