jueves, abril 9, 2020
Home > Entrevistas > Mariano Argento: “Necesito un cine que me haga pensar”

Mariano Argento: “Necesito un cine que me haga pensar”

En una de las entrevistas más largas que hicimos en el programa, hablamos con el actor Mariano Argento, quien se encontraba en un sábado de trabajo afinando detalles para comenzar con la producción de su segunda película, El Portal.

La actualidad del cine argentino

Comenta al principio las complicaciones para hacer una película en nuestro país: “Las trabas son las que tienen cualquier país o cualquier proyecto que tenga una vinculación con la cultura cuando en este momento no está en su máximo esplendor, en relación con que se está vendiendo más lo de afuera que lo de adentro. Si bien hay un instituto de cine que creería que va a estar funcionando, hay que buscar empresas y auspicios que no están en su mejor momento. Siempre fue complicado, hubo años mejores, peores, pero siempre es complicado. Hacer cine es complicado, porque para hacerlo necesitas de capitales fuertes difíciles de encontrar”. Sobre cuál fue un buen momento para este trabajo responde: “Tenemos que recalcar que en el gobierno anterior el instituto de cine funcionaba a las mil maravillas pero también hay que criticar que en algún momento esas mil maravillas tenían defectos, si bien se daban subsidios a todos los que lo requerían, se dieron subsidios que no correspondían dar. A veces lo mejor es estar en el medio”.

Siguiendo con el análisis de la coyuntura nacional a la hora de llevar adelante un proyecto cinematográfico, Mariano Argento afirma que la mayor falencia se encuentra en la difusión. “En otros países se gasta lo mismo que se usa para la producción en la difusión, que movilice a la gente a ir a ver la película. Si te gastas 5 o 7 palos en producirla e invertis 100 mil pesos en difusión no la ve nadie. La concreción del logro no es solo hacerla sino hacer que la vean. Si te matas para hacer un trabajo y no lo ve nadie es como inútil”. En este año hablamos con varios actores y productores, como Jean Pierre Noher y Matías Lértora, quienes nos dieron algunas opiniones sobre el presente del cine argentino y su manejo, Mariano Argento nos da más información sobre qué se necesita para hacer una película en nuestro país y tener algún tipo de ayuda: “En alguna medida la nueva ley por un lado perjudica y por otro beneficia. El proyecto debería ser calificado de interés a partir de una idea que tenga que ver con algo creativo y que haga un aporte a la cultura. Por otro lado esa idea debería ser motivadora para que la gente pueda ir al a sala”. 

“Necesito un cine que me haga pensar”

Hace pocas semanas se estrenó la última película de Lucrecia Martel, llamada Zama. Para muchos es una obra de arte, para otros es “anti entretenimiento”, para no decir un bodrio en término criollo. Esto volvió a generar el debate sobre las distintas formas de hacer cine, en donde no sólo se trata de vender pochoclos. “Hay gente que defenestra algún tipo de films que para mi son una obra de arte, sin ir más lejos por ejemplo Zama. Para la media del público es una película rara, que no entiende, para mi era una obra de arte. Es complejo. La gente está acostumbrada a ver un cine muy americano, muy pochoclero muy del entretenimiento y la realidad es que el cine debería ser un evento que tendría que ver con la cultura y con la comunicación con cosas que deberían ser interesantes más allá del entretenimiento”.  

Con respecto a lo anterior, el actor y productor amplía un poco más su opinión a cerca del cine que le gusta ver: “Salvo que sea una comedia muy divertida, detesto el cine pochoclero, no puedo ver el cine que sólo intente motivar desde la alegría o distracción al espectador. No lo soporto porque son todos iguales, necesito un cine que me haga pensar, que me motive a un cambio en un montón de cosas, que me marque un tiempo o un lugar en la vida de alguien, que me marque una situación en una sociedad. El cine debe comunicar algo que vaya a algo más que a distraerte sino termina siendo un chiste. Lo que me pasa con algunas películas de afuera es que valoro y me gustan la fotografía, el arte, el encuadre, el sonido, son impecables, lo que es malo es el guión. Para mi lo más importante es el guión en un largometraje, si vas a construir algo en base a una historia que es mala y generalmente las historias terminan siendo malas”.

“Un buen actor puede tener un mal trabajo pero un mal actor nunca va a tener uno bueno”

A la hora de comparar las actuaciones nos da su mirada también desde su experiencia como director: “El actor americano es un actor de mucho estudio pero que necesita forzosamente la dirección, en una película mal dirigida aún el buen actor es malo. En la Argentina los actores estamos más acostumbrados a tener un equilibrio en la interpretación del personaje, lo que hace que no necesitemos tanto la dirección. Vas a ver trabajos de un buen actor que pueden ser malos, pero un mal actor nunca va a tener un buen trabajo. Otro tema es que algunos son actores comerciales, un tipo puede ser comercial pero malo, sólo te lleva gente. Por ahí tenes actores prestigiosos que no son tan comerciales, tenes que equilibrar en ese sentido, tenes que buscar que sea bueno pero que te lleven gente también. El nomenclador de la asociación argentina de actores creería que tiene ocho mil actores, decime cuántos trabajan en la televisión y cine en la Argentina, son alrededor de cien. Hay que darle lugar a la gente nueva”. 

Mariano Argento cuando da una clase dice que se da cuenta en seguida cuándo está en frente de un buen actor: “Yo tengo tres formas de dar la clase, primero hacemos adaptación e improvisación, después hacemos algo no tan literal y por último algo literal porque es un clásico. En tres escenas te das cuenta cuando alguien es bueno es bueno. Puede pasar que alguno es muy bueno improvisando pero le cuesta mucho aprender un texto, de igual forma al revés”. Valora en buena medida los aportes de los actores y la recepción de los directores al respecto, considera que esa combinación provoca buenos cambios a escenas que se habían pensado de otra manera.Me parece que uno tiene que ser receptor de la capacidad del actor de proponer cosas, en el guión por ejemplo. Cuando el director compra se ven esas escenas magnánimas, frescas, realistas, parece que no estuvieran actuando. Le sirve a la película porque ves realidad, cosas que conmueven”. 

Siguiendo con los directores, llegó el turno de hablar del Oscar que ganó una película en donde tuvo un destacado papel como el Juez Romano en “El secreto de sus ojos”, con Juan José Campanella como director.Es algo que no me voy a olvidar en mi vida. Campanella me sacó del anonimato, me dio un lugar desde ‘Vientos de Agua’, reconoció mi capacidad y mi talento y eso siempre uno lo valora. Siento que tengo una parte en ese Oscar, hice bien mi laburo, hasta el día de la fecha me lo reconocen en Uruguay o Chile. Juan es especialista en dirigir actores. No vas a ver nunca en una película de Juan José Campanella que esté flojo. Si hay alguno que está mal por algo, Juan lo saca. Además agrega la importancia del trabajo en conjunto con el autor del libro sobre el que se basó la película, “La pregunta de sus ojos”. “Sacheri estuvo con Juan, cuando haces una adaptación de un libro y el autor de ese libro no participa es una cosa, pero cuando co-escribe un segundo guión empiezan a participar los dos, Juan siempre ha creado situaciones o momentos que son muy marcadas, con pequeños clishes de humor y enorme dramatismo. Es muy hábil”. 

Para finalizar hablamos de su papel como el Juez Cayetano Lunati en “El Marginal”, un personaje que le gustó componerlo, mientras que espera que lo llamen para continuar con su papel en la nueva temporada.Se suponía que iba a estar porque es una precuela, la realidad es que no se cómo va la historia, no se quién la dirige, no se cómo va a terminar siendo la serie. En algún momento pregunté, si no estoy les deseo la mejor suerte del mundo. La realidad es que uno tampoco tiene que tener esa desesperación, capaz en la cabeza de ellos tienen otra idea. Ojalá que me llamen la próxima para decirme que al final estoy”. 

Escucha la entrevista completa en nuestro canal de Ivoox, dale play!

Luis Pelaez
Periodista, estudiante de sociología, CM y diseñador web. Fanático de Green Lantern, prefiero Dc sobre Marvel. Hincha de Vélez, casi juego con Del Potro @fortinducto
https://elpastoesparalasvacas.wordpress.com/