jueves, julio 2, 2020
Home > Entrevistas > Sasa: “Hay algunos que siguen utilizando con fines humorísticos la búsqueda de la inclusión”

Sasa: “Hay algunos que siguen utilizando con fines humorísticos la búsqueda de la inclusión”

El sábado hablamos con Sasa Testa, perteneciente del colectivo LGTBIQ, luego de las denuncias que le realizó a Guido Kaczka por el tratamiento de su identidad de género, a raíz de los comentarios de un informe de Telefé sobre identidad.

Algo típico que nos pasa en las entrevistas es agarrar a nuestros entrevistados descansando, mirando la tele o tomando café. En este caso a Sasa lx encontramos preparando el “Café de género”, un evento que arrancó ese mismo día en Casa Brandon, Luis María Drago 236. En este evento nos cuenta que van a hacer un micrófono abierto con entrada a voluntad y que arrancaba a las 18 hasta las 20 hs. “Estan todes invitades a venir. Es el primer café de género en el país, va a ser un evento bimestral, buscamos que el público haga entrevistas a algunas personas que laburen el tema de género para romper la estructura de un público pasivo que recibe la entrevista y no interviene. Nosotres buscamos que sea inclusivo y que el público pueda participar“, nos cuenta antes de arrancar con las preguntas, mientras aclara el altercado con Guido Kaczka. Sobre este tema aclara que no hizo una sola denuncia: “hice tres y no sólo fui yo quien denuncio. Después me llegaron mensajes de varias personas que se sintieron movilizades. Todo está en camino”.

– Para los que no te conocen, contanos quién es Sasa Testa y cómo es tu participación en el colectivo LGTBIQ

– Tengo 31 años, soy una persona de género fluido. Es una vivencia personal del género, en la que una persona no se encasilla en el binario, no se siente ni hombre ni mujer, puede atravesar simultaneamente varias experiencias del género. A priori la palabra definición me hace ruido en la medida en la que toda definición encasilla y que toda definición define algo de lo estático. Yo preferiría decir que no me defino, sino que estoy y habito el mundo. En cuanto a lo segundo, no milito en ninguna organización de LGTBIQ , pero sí estoy haciendo una maestría en políticas de género para tener más herramientas teóricas para poder deconstruir la mirada y deconstruirme a mi mismo.

– ¿Cómo se está aplicando la ley de Identidad de género y qué falta aún por hacer en este tema?

– La ley de identidad de género establece que cada persona tiene derecho de nombrarse y ser nombrada de acuerdo a cómo se autopercibe su género y ha habilitado a que muchas personas trans pudieran tener un DNI acorde. Yo en lo personal lo que cuestiono aún del DNI es que tenga que tener la categoría de sexo y al lado una categoría cultural como masculino y femenino porque a priori es una contradicción, segundo todavía eso es un sesgo del binario y del encasillamiento que busca normalizar. Si yo tuviera que hacerme un dni no sabría qué género ponerme, porque mi vivencia personal no es ni cien por ciento masculina ni femenina. Tal vez esté en constante transición. Como me pasa a mi le pasa a un montón de gente. Todavía ahí hay una pata interesante para seguir abriendo el debate.

– Te criticaron por decir “Todes” en lugar de todos o todas ¿Qué podes decir al respecto?

– La mayoría de nuestra lengua desciende del latín y esta tenia una declinación de género neutro que en nuestra lengua no ha sobrevivido. Luego si nos extendemos un poco más en el tiempo, en 1492, el año de las grandes matanzas y conquistas, Antonio de Nebrija en la gramática de la lengua castellana dice que la lengua es amiga del imperio. Seguir sosteniendo un lenguaje que a priori en el plural traduce la idea de una masculinidad, muy lejos está de incluir a todas las otras identidades que no nos enmarcamos en precisamente un plural masculino sino que además me lleva a esa frase de que la lengua es amiga del imperio. Si el plural es masculino entonces el imperio es masculino y si nos ponemos a pensar que la historiografía como disciplina fue contada por varones biológicos podemos darnos cuenta que durante mucho tiempo la visión de la historia ha sido parcializada con una mirada masculina y patriarcal. Cuando pienso en cómo la lengua evoluciona, sincrónica y diacrónicamente, viendo como hablan las personas jóvenes y las de 80 años vemos cómo la lengua ha evolucionado en función de la comunidad de hablantes que hacen que la lengua tenga distintas maneras de denominarse .

El Lenguaje inclusivo y el lugar que ocupa en la actualidad las investigaciones de género

“Decir que el lenguaje inclusivo no existe es un error epistemológico, es más existe porque se está pronunciando, la misma afirmación de su inexistencia da cuenta de su existencia”, nos comenta cuando seguimos hablando sobre la crítica que le hicieron por decir “todes”.

El uso del lenguaje inclusivo lo considera elemental a la hora de pensar los distintos tipos de exclusiones: “lo menos importante acá es si yo soy Sabrina o Santiago o si mi género es fluido o si los cuestionamientos de orden religioso que puede haber en el medio, lo importante es ver que hay una grieta y que esta genera un montón de exclusiones, que no son sólamente las de genero, esta es una de las tantas que hay. Se dice minoría a las clases sub alternas, la verdad no son las clases sub alternas, la minoría es las clases que han tenido acceso al capital económico pero nos sostienen un discurso de lógica de minoría para mantener una lógica de dominación. Pensar en romper la norma, salirse de la norma no es sólo como vivencia personal que es algo que me atraviesa completamente sino también como postura política a mi en lo personal me hizo dar cuenta de todo esto lo que te estoy diciendo. Lo menos importante es que yo sea Sabrina y santiago o que mi vivencia personal del género vaya por ese lado, lo importante es todo esto, en la burla del lenguaje inclusivo se deja entrever que se esta tomando para el humor un giro epistemológico que lo que busca es dar cuenta que hay un colectivo muy grande que es excluido pero que busca ser incluido discursivamente para que a través de esa inclusión discursiva se genere un cambio de conciencia.

– Aprovechando que estas en la investigación, ves algún cambio con respecto a los estudios dedicados a género..

– Hay un avance, se está debatiendo mucho más, me genera mucho entusiasmo. Hay una prueba empírica de que hay un colectivo de voces que están en la lucha política para desarmar determinados tipo de discursos que históricamente han sido constituidos para silenciar a otros tantos. Soy optimista en cuestiones de género, el debate está muy instalado, se está dando visibilización. Lamento que muchos sectores, dueños de medios hegemónicos de comunicación utilicen algo tan importante como sus voces y discurso para la burla, pero también celebro que otros medios de comunicación lo tomen el tema, lo apropien y se interesen sanamente.

En los últimos años desde las campañas que se tradujeron en importantes movilizaciones a partir de demandas concretas y necesarias, y el impulso en el congreso de discusiones y proyectos, en nuestro país se realizó un importante cambio favorable en temas de género. Sobre esto comenta: “la juventudes de hoy en día vienen seteadas con la cabeza de otra manera. Son de la generación que nació con el matrimonio igualitario, hay una mirada inicial diferente. En algunos sectores de la adultez sigue siendo un tema escabroso. Me genera mucho optimismo que las generaciones que nos van a suceder ya tienen a priori otro esquema de pensamiento y otra manera de entender el mundo. Aún así hay algunos que de manera preocupante siguen utilizando con fines humorísticos la búsqueda de la inclusión”

Luis Pelaez
Periodista, estudiante de sociología, CM y diseñador web. Fanático de Green Lantern, prefiero Dc sobre Marvel. Hincha de Vélez, casi juego con Del Potro @fortinducto
https://elpastoesparalasvacas.wordpress.com/